Solucionamos problemas de Ruido, Vibraciones e Ingenieria Acustica, Sonido e Iluminación

Madrid dispuesto a expropiar locales para reducir el ruido

Gallardón dispuesto a expropiar locales en Madrid para reducir el Ruido en la noche madrileña

Denuncia Ruido Ayuntamiento MadridEl Ayuntamiento de Madrid expropiará aquellos locales de ocio que, una vez agotadas con ellos todas las vías de mediación, sigan provocando un nivel de ruido superior al permitido por la legislación europea, según ha anunciado hoy el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

El alcalde ha hecho este adelanto en respuesta a preguntas de los periodistas tras la Junta de Gobierno, en la que se ha aprobado el mapa sonoro de la ciudad, que servirá para adoptar una serie de medidas que garanticen el “derecho al silencio” de los ciudadanos de la capital.

Ruiz-Gallardón ha asegurado que su Ejecutivo agotará todas las vías para garantizar este derecho y que, si tras agotar todas las alternativas, un local sigue causando ruidos nocturnos por encima de los límites legales, el Ayuntamiento no dudará en expropiarlo.

Además, el Gobierno municipal va a limitar las autorizaciones de apertura de locales de ocio en aquellos puntos de la ciudad donde se produzca una concentración de este tipo de establecimientos mediante la declaración de “saturación” de la zona.

Pero antes de llegar a estos extremos, el Ayuntamiento ha decido poner en marca una nueva campaña de concienciación de los usuarios de la “noche” madrileña en la línea del “Diviertete sin molestar” que se puso en marcha hace unos años.

Este fue uno de los acuerdos al que llegó ayer el alcalde con las asociaciones de empresarios del ocio, con cuyos representantes mantuvo una reunión en la que se comprometió a sacar a la calle mediadores durante las noches de los fines de semana para que informen a los ciudadanos y dialoguen con ellos para que mantengan comportamientos cívicos a la salida de las discotecas.

El alcalde quiere que los propios locales se impliquen en esta labor de sensibilización y avisen a sus clientes antes del cierre de que “sean solidarios” y no griten ni molesten en la calle a su salida.

Aún así, el Ayuntamiento seguirá sancionando a aquellos bares y discotecas cuyos ruidos se deban, por ejemplo, a un mal aislamiento, si bien Ruiz-Gallardón ha defendido que “esos casos son mínimos porque por lo general los locales de ocio de Madrid tienen buenos sistemas de aislamiento”.

El alcalde ha opinado que la reunión de ayer con los empresarios del ocio fue muy positiva y que sirvió para explicarles el nuevo sistema de concesión de licencias que el Ayuntamiento va a poder en marcha con el fin de conseguir “una agilización importante” en la tramitación.

Ruiz-Gallardón se comprometió también a que el nuevo sistema uniformizará los criterios de concesión en todas las juntas municipales.

El Mapa Estratégico del Ruido acordado hoy por la Junta, “una herramienta crucial” para conseguir “la conquista del silencio” ha dicho el alcalde, ha cartografiado los niveles sonoros generados por el tráfico rodado, en cumplimento de la directiva europea sobre evaluación y gestión del ruido ambiental y de la Ley del Ruido.

Más de 25 técnicos han cartografiado Madrid durante dos años mediante 30 estaciones fijas y 9.000 horas medidas en 1.800 puntos, lo que ha permitido calcular los niveles de ruido en más de 70 millones de puntos de la ciudad.

El alcalde ha insistido en que el ruido en Madrid es muy similar al de otras ciudades europeas de dimensiones parecidas y que, además, hay menos población expuesta a niveles sonoros altos que en otras capitales españolas como Valencia, Málaga y Bilbao.

El número de personas expuestas a niveles superiores a 65 decibelios A -objetivo de calidad fijado en la legislación española en período diurno- se acerca a 182.200, lo que representa el 5,6% de los habitantes, mientras que en período nocturno, el porcentaje se eleva al 20%, con 665.400 personas expuestas a más de 55 decibelios A, objetivo para la noche.

Los lugares que presentan mayores niveles de ruido son los cercanos a grandes vías de distribución interior, como La Castellana, o los nudos viarios de la M-40, como su intersección con la M-23 en O’Donnell o con la Autovía del Sur.

Junto con el Mapa, la Junta de Gobierno ha dado también luz verde, pero esta vez de modo inicial y con un período de información pública de un mes, a una clasificación por zonas según Áreas de Sensibilidad Acústica.

Estas zonas fijan niveles máximos de ruido en función del uso del suelo y, al cruzarlas con el Mapa, señalarán dónde hay que actuar, declarando Zonas de Protección Acústica Especial.

Copyright 2008 © Consultoría e Ingeniería Acústica

Aviso legal, Política de Privacidad, Protección de datos y Cookies.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies