Solucionamos problemas de Ruido, Vibraciones e Ingenieria Acustica, Sonido e Iluminación

Ruido bomba de agua

Condenados a pagar 2.000 euros por el ruido bomba de agua

ruido bomba de aguaUn juzgado de Sevilla ha condenado a los ocupantes de un chalé a pagar 2.000 euros a sus vecinos y a dejar de usar una bomba de agua cuyos ruidos y vibraciones impedían “la normal convivencia y el necesario descanso”.

El juzgado número 2 de Sanlúcar la Mayor considera demostrado que los demandados instalaron en su chalé una bomba “para mejorar la presión en el abastecimiento de agua potable” que se ponía en marcha por la noche y causaba a sus vecinos unos ruidos que superaban en más de 10 decibelios el máximo autorizado.

Ello constituye “una inmisión que lesiona el derecho fundamental a la intimidad e inviolabilidad del domicilio de los demandantes”, según la juez. Por tanto, la sentencia les prohíbe volver a usar la bomba de agua hasta que un técnico competente compruebe que han implantado las medidas correctoras oportunas, aunque el fallo recoge que los demandados ya han colocado unas placas solares alternativas.

No obstante, la sentencia condena a los demandados a indemnizar en 2.000 euros a sus vecinos por los daños morales y psíquicos causados desde el año 2002 y al menos hasta 2007, durante los cuales mediaron varias denuncias ante el Ayuntamiento y mediciones por parte de la Oficina de Medio Ambiente de la Mancomunidad del Aljarafe.

Durante la vista, los demandantes aportaron informes técnicos que demostraron que su vivienda sufría ruidos por encima de lo legalmente autorizado, bien por el sonido de la propia bomba de agua o de la instalación de fontanería.

El nivel de ruido “sobrepasaba lo tolerable e impedía la normal convivencia y el necesario descanso”, sostiene la juez. La sentencia cita la jurisprudencia del Tribunal Constitucional según la cual el ruido “es un factor psicopatógeno destacado en el seno de nuestra sociedad y una fuente permanente de perturbación de la calidad de vida de los ciudadanos”. En el caso concreto, los denunciantes demostraron haber sufrido ruidos que afectaron a su intimidad y que los llevó a “una situación de angustia o ansiedad” vulnerando su “derecho fundamental a la intimidad e inviolabilidad del domicilio”.

Los denunciados rechazaron su responsabilidad argumentando que la causa de los ruidos eran “defectos constructivos y no la colocación de la bomba mecánica de abastecimiento”, pero la sentencia considera que, en uno u otro caso, el ruido se producía al ponerse en funcionamiento el equipo de bombeo, según los técnicos.

Copyright 2008 © Consultoría e Ingeniería Acústica

Aviso legal, Política de Privacidad, Protección de datos y Cookies.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies